Álvaro Carmona: “Aún estoy viviendo mi época como Da Flower”

Isaac Garcia & Guille Gras – 24/02/2015

Si Liam Gallagher saltó de Oasis a Beady Eye con relativo éxito, Álvaro Carmona saltó de Border Boy a Da Flowers y lo bordó. El vídeo de Da Flowers caló hondo en Huesca y su Ayuntamiento ofreció a los raperos improvisados encender las luces de Navidad. Una experiencia que todavía no han digerido Álvaro Carmona y Tomàs Fuentes por exitosa y extraña a partes iguales. La duda sobre si algunos oscenses no sabían que era un sketch sigue en el aire.

El primer día por Álvaro Carmona

Isaac Garcia & Guille Gras – 22/02/2015

No se viste con licra, no domina las artes marciales ni tiene un trágico pasado manchado de sangre que le incite a buscar venganza cada noche. Sabíamos por qué se enfundó una guitarra pero no desde cuando. Todo cómico tiene un comienzo, un punto de inflexión en su carrera, y Álvaro Carmona lo explica sin tapujos. 

Álvaro Carmona: “Me gusta darle la vuelta a las cosas desde diferentes perspectivas”

Isaac Garcia & Guille Gras – 20/02/2015

Dos semanas escuchando Lady Gaga y compuso en el dormitorio de su casa un número 1 en Itunes. Fue A.C. y es mitad de Da Flowers. Ha aparcado su faceta como guionista para centrarse más en lo de cómico. Ahora los éxitos y las hostias se los lleva él.

– ¿Saturday Night Live y Monty Python?¿Qué es lo que más te llama la atención de cada uno?

– Pues de Saturday Night Live sobre todo que es en directo. Cuando actúas te das cuenta de lo difícil que es, y esta gente actúa y tiene que hacer reír en directo; por mucho que ensayes solo tienes una toma. Y de los Monty Phyton, pues que abrieron una nueva vía. Con situaciones muy absurdas consiguieron no solo hacer reír, sino que lo aguantaban durante seis minutos y hacían  sketches que funcionaban.

– Si hablamos de Seinfeld ¿George Costanza o Larry David?

– Realmente Larry David me gusta mucho, pero diría que yo me parezco un poco más a Costanza. Larry David es neurótico pero no hasta ese punto, y yo probablemente sea más así. Pero, vaya, son dos caras de la misma moneda.

– Desde el 2012 tienes productora propia, 12 monos, ¿como nació?¿Cuáles son las principales diferencias entre trabajar para otra productora como El Terrat y en una propia?

– Hay muchas diferencias. Está bien porque es un salto; hay más y diferentes responsabilidades. Comprendes más el proceso en el que estás y entiendes un poco más como funciona todo. Como guionistas, y como personas en general, nos ha enriquecido empezar a ocuparnos de parcelas que en una productora no te hubieras tenido que preocupar.

– Da la sensación de que pretendes, y consigues, ofrecer un show original y creativo diferente al de otros humoristas. Incorporas muchos elementos: carteles, diapositivas, música, ilustración… ¿Hay alguno más que quieras introducir y se te resista?

– Me llamaba la atención la trompeta, pero claro… No puedes hablar. Hago cosas sencillas en mi show, que me gustan, y que sé que podré hacerlas. Prefiero que sea sencillo y que yo controle de comienzo hasta el fin que hacer otras cosas y depender de otras personas.

– ¿Qué gag o sketch guardas con especial cariño?

– Tengo mucho cariño a unas entrevistas que hice para Visto lo Visto que se llaman Entrevistas a Gente Interesante. Me gusta porque fue un momento profesional muy jodido para mí. Me llamaron de un programa para ser guionista y yo les dije que en ese momento no quería ser tanto guionista y más cómico, y me dijeron que lo tendrían en cuenta. Luego hicieron castings a todos los cómicos de España y de mi pasaron olímpicamente. Pensaba que lo mismo solo servía para escribir chistes y no para hacer algo diferente. Por eso, me propuse hacer algo diferente —las entrevistas— y funcionaron bastante bien; pensé “puedo hacer algo diferente y seguir haciendo reír a la gente”.

Mochila

Los secretos mejor guardados de Álvaro se esconden ahí dentro, carteristas

Álvaro Carmona

Álvaro Carmona Gambitero

Isaac Garcia & Guillem Gras – 18/02/2015

Hablamos con él sobre la putada de vestirse de Coronel Tapioca si no te gusta el color beige, del ansiado retorno de Da Flowers, y descubrimos por qué no hay Doritos isósceles.

Y sí, también hablamos de:

Cabaret Carmona o cómo afrontar un Erasmus en Barcelona

la foto

El Molino, el pasado domingo 15 de Febrero, minutos antes de la actuación

Isaac Garcia & Guille Gras – 16/02/2015

¿Queréis joderle el día a una persona? Es muy simple. Entrad en cualquier sitio, en un McDonalds, y preguntad al camarero por un McDonalds. “Estás en uno”, responderá. “Sí, pero quiero uno donde no estés tú”, decidle.

Álvaro Carmona

Media hora para que empiece el espectáculo y Clara espera sentada a que Álvaro Carmona aparezca en escena. El resto de sillas de la sala de El Molino ya están llenas, mientras lo que parece aproximarse más al concepto de Madame saca un par de sillas para los rezagados de última hora. El Molino sigue manteniendo sus tradiciones.

El Molino, un afamado local de Barcelona reconocido por haber sido a lo largo de su historia un lugar de transgresión y de ruptura con la censura. Las entradas no están numeradas, y por ello resulta llamativo que justo al entrar haya una mesa reservada. La ocupa la vedette, atendiendo a los espectadores que quieren tomar una cerveza y supervisando la actuación entre risas inquietantes. A veces riendo a destiempo, como si solo ella hubiese entendido el doble significado de la broma.

Álvaro Carmona no podría actuar en otro sitio. En cierto modo, él representa un nuevo tipo de humorista, uno que se ha quitado los grilletes en cuanto a los métodos estandarizados de la stand-up comedy, y que hace de su show una exposición de todo el repertorio del que dispone con el objetivo de provocar la risa en el espectador. Lo consigue.

Canciones, reflexiones y pensamientos al compás de su piano o de su guitarra, sus peculiares puntos de vista proyectados a modo de ilustración o diapositiva, o incluso a veces todo junto presentado en perfecta simbiosis.

Una muestra de que su forma de hacer humor —original y peculiar— sigue funcionando. Y es que desde que salió por primera vez en Buenafuente, demostró ser un cómico diferente, que no solo brilla por la creatividad y distinción de su show respecto a otros humoristas, sino también por convertir a menudo lo absurdo e intranscendente en divertido. Un humor basado en los pequeños detalles, desde Coronel Tapioca pasando por Starbucks hasta llegar a aquellos inventos que solo una mente perturbada puede concebir. Finalmente saca la perla final, un libreto de adaptación del estudiante de Erasmus en Barcelona. 

Carmona se despide rápido, con la excusa de “algo muy tocho se tiene que preparar para la actuación siguiente”. Las miradas a su reloj se habían incrementado exponencialmente en la última fase del show. Ha pasado volando y no parece posible pero ya ha transcurrido hora y media. La siguiente actuación se viene encima. Ver a Clara en primera fila seguro que tampoco no ha debido ser fácil.

Para los más despistados aún quedan dos actuaciones, daos prisa.

Álvaro Carmona hace girar El Molino

Isaac Garcia & Guillem Gras – 31/01/2015

Diapositivas, carteles, ilustraciones o su guitarra. Esto es lo único que necesita Álvaro Carmona para subirse a un escenario y convertirse en impredecible. Con un estilo sencillo, incluso rozando a veces lo absurdo, se ha consolidado como uno de los cómicos más originales e interesantes. Y es que hace tiempo ya desde el 2009, cuando pasó de ser guionista a colaborador de Buenafuente, y le pudimos oír por primera vez su: “Hola, soy Álvaro y voy a contar algunas cosas”.

Ahora lo volvemos a tener en Barcelona con su espectáculo “Álvaro Carmona en El Molino” en el que seguro que seguirá dando que hablar con sus siempre controvertidos puntos de vista. Estará en El Molino mañana, domingo 1 de febrero a las 19:45; y los domingos del 15 de febrero al 1 de marzo, a las 18:00.

Las entradas más baratas tienen un precio de 10 euros. Para que no te pierdas, que no queremos que llegues y Álvaro este a medio chiste, te dejamos más abajo la localización de El Molino.